Convocatorias de Trabajo -  Facebook





Ese planteamiento ya se analiza en el Gobierno Nacional, que inicialmente fijó pagos del Ingreso Solidario hasta junio de 2021.





El programa social del Ingreso Solidario nació en medio de la pandemia para brindarle una ayuda económica (subsidio) a los hogares más pobres y vulnerables del país, que tienen trabajaos informales y por las medidas de aislamiento redujeron sus ingresos. Para ayudarlos con algunos de sus gastos básicos, se pagan $160.000 mensuales.








Los beneficiarios del programa (la familia es el núcleo del Ingreso Solidario) reciben el dinero a través de sus cuentas de ahorro, en el caso de estar bancarizados, y cuando no, entonces se hizo todo un proceso para la inclusión de dichas familias en el sistema financiera, por ejemplo, mediante la apertura de cuentas de trámite simplificado.
Actualmente el, programa es operado por el Departamento Administrativo para la Prosperidad Social (DPS), entidad con la misión e consolidar un total de 3 millones de beneficiarios. Se estima que en el proceso para el pago del quinto giro durante el mes de septiembre se alcance la cifra objetivo de hogares con la ayuda solidaria.

¿El Ingreso Solidario tendrá más de 3 millones de beneficiarios?

Sobre esta inquietud, no se sabe lo que puede pasar. En su momento desde el Departamento Nacional de Planeación (DNP), que fue la entidad encargada de focalizar los beneficiarios del programa con revisiones a bases de datos y Sisbén, se indicó que cuando el Ingreso Solidario cumpla con la meta de los tres millones de hogares beneficiados se hará un análisis.
Basados en la información disponible y otros indicadores revisará si conviene o no aumentar la cantidad de hogares beneficiados. Por lo pronto, los auxilios económicos se entregan en forma mensual hasta el mes de junio de 2021.

¿El Ingreso Solidario debe seguir?

La voluntad existe, pero todavía no existe una decisión que permita establecer lo que puede pasar con este programa después del mes de junio del año 2021, cuando se hará el último pago del programa.
De cualquier manera, hay comentarios positivos y existe la intención desde el Gobierno Nacional para que el programa se prolongue, como pasa con otros programas sociales tipo Familias en Acción.
En ese sentido, el viceministro técnico del Ministerio de Hacienda, Juan Pablo Zárate, considera que para el país es importante que se sostengan programas como el Ingreso Solidario.
“Realmente el peor momento para la pobreza en Colombia fue a finales de los 90, gracias a la contracción macroeconómica. La sostenibilidad fiscal es crucial para combatir la pobreza, y por eso la sostenibilidad de cualquier programa de transferencias es fundamental”, afirmó Zarate.
Dentro de los aspectos positivos que ha dejado el Ingreso Solidario está el de la bancarización porque cerca de un millón de beneficiarios, gracias a su presencia en el programa, accedieron a un producto financiero. Además, de esos hogares un 62% utilizó esas cuentas digitales para hacer compras o pagos en los canales digitales y un 45% ha hecho depósitos en las cuentas de trámite simplificado que abrieron.

LE PUEDE INTERESAR:







0 comentarios:

Publicar un comentario